Los cristales o gemas

Los cristales o gemas

Alguna vez hablando con gente me doy cuenta de que el uso de los cristales no es tan conocido como yo pensaba.

A mi personalmente siempre me han llamado la atención así que tengo una pequeña colección de gemas que utilizo bastante, ya en otra ocasión os hable de las amatistas y los cuarzos, pero hay infinidad de piedras algunas te parecerán bonitas pero no con todas congeniamos igual, las piedras los cuarzos o cristales tienen su propia energía y algunas veces no casa bien con las nuestras. Sabes que estas pequeñas piedras valen para curar en ocasiones el estrés, los dolores o la depresión? o protegerte de las energías negativas?

Es importante familiarizarse con el cristal que vayas a utilizar, mirarlo sin prisa.Al trabajar con cristales se dice que las personas tenemos una mano para dar y otra para recibir.En los diestros la mano de recibir es la izquierda que es la mano electricamente negativa, la menos habil pero sin embargo la mas sensible a las vibraciones,la mano derecha es la mano de dar, debes de sentarte cómodamente y sostener el cristal con la mano izquierda (en el caso de diestros) sintonizar con la energía del cristal que has decidido usar ¿notas un hormigueo en la mano? no te desanimes a veces se tarda un poco en conectar con el poder del cristal. Hay un ejercicio que a mi me gusta mucho, busca un sitio tranquilo en una hora donde te sientas segura de que no te van a molestar, cierra los ojos y sostén el cristal con la mano izquierda imagina que del suelo sale una luz blanca, esa luz va subiendo poco a poco (a mi me gusta visualizar una campana grade como las de las iglesias ) como te digo la luz sube poco a poco y te rodea es como una bola circular y tu estas dentro con tu gema en la mano ¿notas esa energía de luz blanca ? tal vez te lleve un poco de tiempo hacerlo bien ,no te desanimes ,esa energía es reparadora te libera del estrés y de las malas energías, te da paz, cuanto estes preparada y te sientas bien hay que hacer el trabajo al revés, es decir ves que la luz va bajando poco a poco sin prisa hasta volver al suelo, te sientes bien llena de energía y con mucha paz, es hora de devolver la energía a la tierra y dar las gracias por haberte beneficiado de toda su energía. Ahora ya estas preparada para trabajar con tu cristal te dará paz cada vez que lo mires o lo sostengas en tu mano.

Este es un ejercicio muy recomendable ya me contarás los resultados.

Suscribete y recibe gratis las novedades en tu correo, clic aquí.

Abrazos de luz

El espíritu del bosque encantado

Isabella luna





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies